Bloc de notas, por Alfonso González Jerez

http://www.diariodeavisos.com/2011/diariodeavisos/content/5181/

Juro que procuro soslayar los artículos de Alfonso González Jerez, para intentar ocultar la adicción que sufro hacia ellos. Pero es que no hay manera. Vean este del domingo 30 en DIARIO DE AVISOS. Todo un paradigma de la brillantez de estilo y de la peculiar personalidad del interfecto (en su segunda acepción, jocosa, que conste).

Tres temas tres, toca Alfonso en esta oportunidad. Dos, concomitantes cercanos; y el tercero, en la lejanía. Tres temas en los que Alfonso falla, acierta un poquito y se confunde algo más. Campos, la izquierda desbaratada y Bell. Buen potaje para un domingo lluvioso.

Primer Tema. Campos: siguiendo un tic suyo muy frecuente, Alfonso afea en Campos lo que él mismo practica; ambos, con el mayor derecho: hablar de todo lo que crean conveniente. Lo que le molesta a Alfonso de Campos, no lo puede remediar, es que se haya opuesto con toda su fuerza a un PGO que no debe ser. Pero que, como Alfonso sabe muy bien, por eso no entiendo que se exaspere tanto, un PGO que, aunque no deba ser, será. Y lo será, por obra y gracia de la trinca que han formado los tres partidos de la Hegemonía que nos gobierna, para desgracia nuestra. y lo será, a menos que lo que se promete Alfonso en el segundo tema, no ocurra, por arte de Guayota.

Segundo Tema, La izquierda desbaratada: porque Alfonso acierta, previsiblemente en sus pronósticos, pero seguro, seguro, no hay nada en este mundo traidor. Y, por mucho que intenten los del palo tocado por Alfonso ridiculizarnos, somos muchas las personas que estamos remando en una dirección que, mira tú, a lo mejor resulta bien. Porque no, no es cierto, como celebra Alfonso con fruición mal disimulada, que el protagonista de su tercer tema tuviera razón.

Tercer Tema.Bell: se equivocó,  se equivocaba el sociólogo que tanto parece admirar nuestro, a su pesar, amigo. Porque se llame socialismo o se llame como se llame la voluntad indomable de la gente por no ser explotada, ni murió en el siglo XX, como decía Bell, ni morirá jamás.

Y hete aquí que, sin querer o queriéndolo, un artículo que nació dislocado, a Alfonso se le terminó cerrando el círculo. Porque los movimientos ciudadanos que impulsa por todo el mundo gente como Campos en Tenerife y que a Alfonso tanto incomodan, son el germen donde late el impulso que a la izquierda le permitirá desmentir a Bell. Q.E.D.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: