El OAG dice que el informe ambiental del Puerto de Granadilla es atípico y no óptimo

http://www.diariodeavisos.com/2011/diariodeavisos/content/5167/

Ay, Antonio Machado, que al final nos vas a obligar a tragarnos nuestras palabras. Ay, Antonio Machado, que al final vas a demostrar que tus propósitos eran más claros de lo que pensábamos. Ay, Antonio Machado, que al final nos estás resultando maquiavélicamente dispuesto a impedir que se construya un puerto estúpido y perjudicial. Ay, ay, ay, con el ay, Antonio Machado, que, al final, como sigas poniendo piedritas y palitos en el camino del proyecto de puerto en Granadilla, Paulino va a terminar por calentarse y ponerte en la calle. Mira que Paulino tiene malas pulgas.

Este curioso documento que, según nos cuenta José Luis Cámara en DIARIO DE AVISOS, ha sacado Antonio Machado está a la altura de aquello de los escarabajos, la pimelia canariensis, que detuvo un tiempito las obras (en tierra, eh, en tierra) del puerto non sancto.

Vean que Machado, director nada menos que del Observatorio Medioambiental de Granadilla, puesto ahí para desbrozar obstáculos al proyecto, ha emitido un informe Verificación de la exactitud y corrección de la evaluación de impacto ambiental, que, como bien dice Cámara, por dictado de la Comisión Europea, el Gobierno canario debe atender y valorar.

Y en ese informe, Machado se coloca en la línea argumental más pura de las objeciones a un puerto inconveniente. La que habla de la supeditación de los valores ambientales a los puramente económicos. Un concepto, diré, expresamente condenado por las sentencias del Supremo (véase la de Taguluche, que lo dice tan clarito, tan clarito, que se lee “hasta con un ojo de cristal”).

Y aparece en el informe: “en el proyecto de una nueva infraestructura portuaria en Granadilla, las instituciones legitimadas de la sociedad han otorgado prioridad al interés económico y social sobre el ambiental y han aceptado el impacto negativo sobre el medio natural como coste ambiental insoslayable del proyecto, al considerar que no hay otras alternativas factibles”.

Y Machado, con la misma claridad, sigue diciendo que “se comprometen zonas aledañas en un grado asumible, aunque no exento de incertidumbres y se sacrifica un tramo importante de costa”.

Un detallito adicional: la recientemente culminada ampliación del Puerto de Santa Cruz de Tenerife, que ha duplicado su capacidad operativa y permite la instalación de una nueva terminal de contenedores que se está actualmente adjudicando por la Autoridad Portuaria, demuestra que sí existen “otras alternativas factibles”. Tan factibles, que ya se han realizado.

Y hay que concluir que un proyecto de puerto tan cuestionado, no puede prosperar cuando se demuestra que un informe medioambiental no es el “óptimo”.

Por cierto. ¿Qué cara se le habrá puesto a Antonio Plasencia, leyendo “su” periódico este domingo? ¿se añurgaría con los churros mañaneros?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: